Incolmotos Yamaha > Noticias > Lanzamientos > Abril, lluvias mil

Abril, lluvias mil

2 marzo, 2018

Como es habitual en nuestro país tropical, abril es época de lluvias, así que no está de sobra tener trucos bajo la manga para cuando la vía está mojada.

2017-04-01-Lluvia_0001_DLMRTYHL16QVU2N2Y1BX

Impermeable: ¡no lo deje por nada del mundo! Es artículo de primera necesidad. Recomendamos que sea de colores llamativos, así nos ven más fácilmente.

¡Adivine!: con el suelo mojado debemos estar tres veces más atentos y sobre todo, anticipar los movimientos de los otros vehículos, si tiene dudas, suponga el peor escenario y si es necesario, frene o reduzca su velocidad, no se confíe.

Muévete suave: las maniobras bruscas se deben evitar. Una curva, frenar, cambiar de carril o cruzar pueden ser maniobras resbaladizas, es mejor prevenir.

Mira dos veces: con lluvia es más difícil ver, por eso es mejor mirar dos veces, especialmente si hay alrededor otro vehículo sin luces.

Des-pa-ci-to: con lluvia la adherencia no es la misma, a baja velocidad corremos menos riesgos.

Evite las líneas pintadas y las manchas de aceite. No hay nada que dé más rabia que una caída tonta por resbalarnos con estos elementos.

“Mantenga su distancia”. Sí, es frase de ambulancia, pero así tenemos espacio a la hora de frenar de emergencia.

Sea gentil con el freno, frene suavemente, el tacto en estos casos nos evita una caída.

Revise las llantas: el grabado de las llantas sirve para evacuar el agua y tener buen agarre, las llantas lisas son peligrosas y uno de los factores de caídas. Si puede acérquese a un centro especializado y reciba asesoría en cuanto al compuesto y grabado ideal para esta época.

Prende las luces: con luces encendidas nos ven más fácilmente. Algunas de nuestras motocicletas ya tienen la luz encendida directamente por seguridad.

Pongamos la direccional: avisemos cuando vayamos a cambiar de carril o hacer un giro, no sabemos qué capacidad de reacción, llantas o concentración tiene el otro, así evitamos un accidente.

Por lo mismo, recomendamos usar protección. Una “sencilla” caída al piso nos puede generar lesiones, sin contar el impacto contra otro vehículo o mobiliario urbano. Un buen casco, siempre bien abrochado, guantes y una chaqueta, serán los compañeros perfectos y nos pueden ahorrar muchos dolores de cabeza.