Categoría: Noticias, Novedades, Lanzamientos, Turismo, Tecnología

Publicado: 7 30 2018

Comentarios: 0

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

Yamaha logra 4ª victoria consecutiva en las 8 horas de Suzuka

Tras un enorme desafío, Yamaha llega por cuarta vez consecutiva a lo más alto del podio en esta icónica carrera del mundial de resistencia 2017/2018.

07/30/2018
Yamaha logra 4ª victoria consecutiva en las 8 horas de Suzuka

 

La combinación de los dos pilotos oficiales del mundial de Superbike (Michael Van der Mark y Alex Lowes), la inestimable contribución del japonés Nakasuga durante la semana de la carrera y los esfuerzos de todo el Yamaha Factory Racing Team convirtieron una semana de sorpresas en Suzuka en una historia de éxito.

 

Por cuarta vez consecutiva Yamaha logra hacerse a lo más alto del podio en Suzuka, en una carrera atípica y llena de dificultades. Una lesión en el hombro de nuestro piloto japonés Katsuyuki Nakasuga, nos puso un gran reto, cediendo su puesto en la largada a Van der Mark, quien en su primer turno, entregó la motocicleta en segunda posición, y Alex Lowes tuvo que continuar el gran trabajo del holandés.

 

La carrera tuvo varias interrupciones del auto de seguridad por numerosas condiciones adversas: lluvia, sol, accidentes y aceite derramado en pista causaron las banderas amarillas y una reorganización de la parrilla. En el tiempo transcurrido entre los autos de seguridad se vivió una batalla campal entre Yamaha Factory Racing y sus rivales Kawasaki, entre los que se incluía el campeón de superbike, Jonathan Rea, quienes estuvieron batallando en tiempos de menos de un segundo. Al final la victoria absoluta fue para Yamaha.

 

Por su parte, el equipo oficial del Endurance World Championship (EWC), el YART Yamaha, tuvo una experiencia menos afortunada de 8 horas en Suzuka y se vio obligado a retirarse antes de la mitad del camino.

 

Asimismo, el desafiante al título, el GMT94 Yamaha llegó a Suzuka decidido a dar todo en la lucha por la victoria en el Campeonato Mundial. Comenzando desde el puesto 14 en la parrilla, también enfrentaron los mismos desafíos del equipo de fábrica, las condiciones climáticas rápidamente cambiantes de seco a húmedo y numerosas interrupciones de seguridad que cortaron su ritmo e hicieron más difícil el desafío de luchar por el título. Al final, no pudieron superar a sus rivales inmediatos por el título, quedando segundos en el campeonato, tras una impresionante campaña en el mundial de resistencia.